Dia del residente

03/06/2014

Un día, que año tras año, la Residència Nazaret dedica con mucho aprecio a su residente.

De buena mañana ya se notaba en el ambiente que era un día diferente de los otros sobre todo por el movimiento de la gente. Pues sí, era la fiesta del residente! Un día, que año tras año, la Residència Nazaret dedica con mucho aprecio a su residente.

La jornada empezó a la capilla del centro con la proyección de un audiovisual dedicado a la atención diaria que recibe el residente tanto en el aspecto biológico, físico, espiritual, psicológico y religioso, todo encaminado a que se encuentre lo más a gusto posible... como en casa, seguido con una Eucaristía donde se hicieron las tradicionales ofrendas por parte de los residentes, voluntarios, trabajadores y Comunidad de las Hermanas.

Posteriormente todos juntos nos dirigimos a la sala de fisioterapia donde nos esperaba un buen piscolabis. Un rato que todos compartimos con entusiasmo, puesto que en el día a día es muy difícil coincidir por nuestro trabajo diario.

A la hora de la comida y después de un menú especial para celebrar la fiesta el equipo directivo hizo entrega en todos los residentes de un obsequio.

Sin mucho tiempo para poder digerir la comida, un grupo de country acabó de amenizar el día con una demostración de baile y donde algunos de nuestros residentes más osados se atrevieron a bailar algunos pasos.

Al final del día, como es normal, el ambiente se fue normalizando porque las fuerzas ya no eran las mismas que teníamos por la mañana y el cansancio se notaba, pero la satisfacción de haber pasado un gran día lo recompensaba todo!

Des de aquí querríamos agradecer al grupo Farwest su colaboración en un día tan especial para nuestros residentes.